saltar al contenido Saltar al men de navegacin

CENTENARIO DE SOROLLA (2023) COLECCIÓN COMPLETAID92937006

CENTENARIO DE SOROLLA (2023) COLECCIÓN COMPLETA

1.751,65 €  

1.675,00 €   * IVA no incl.

24  Disponible

 

Con motivo del centenario del fallecimiento de Joaquín Sorolla y Bastida, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre dedica una colección de monedas conmemorativas al pintor español de mayor proyección internacional de su tiempo y una de las figuras capitales de la historia del arte español en su conjunto.

La colección esta compuesta por tres monedas, una de 4 escudos y valor facial de 200 €, en oro de 999 milésimas, un cincuentín con valor facial de 50 €, en plata de 925 milésimas y en color, y una onza de plata con valor facial de 10 €, en plata de 999 milésimas, tambien en color.

Información de la Moneda
Serie Centenario De Sorolla  
Año Emisión 2023  
Color Sí  
Calidad Proof  
Pureza (‰) 999/925  
Metal Oro/plata  

CENTENARIO DE SOROLLA (2023) COLECCIÓN COMPLETA

Joaquín Sorolla (Valencia 1863-Cercedilla 1923) estudió dibujo en la "Escuela de Artesanos de Valencia" y compartió estudio con Jose Villar Torres, los hermanos Benlliure, e Ignacio Pinazo Camarlench. Estudió la obra de Velázquez y otros autores en el Museo del Prado.

Viaja a Roma, donde, conoce el arte clasico  y renacentista, así como los grandes museos, y en 1885 se desplaza a Paris para estudiar de cerca la pintura impresionista

En 1888, contrajo matrimonio con Clotilde Garcia del Castillo, en Valencia y en 1889 el pintor y su familia se instalaron en Madrid, donde, en apenas cinco años, Sorolla alcanzaría gran renombre como pintor. En 1894 viajó de nuevo a París, donde desarrolló un estilo pictórico denominado «luminismo», que sería característico de su obra a partir de entonces. Comenzó a pintar al aire libre, dominando con maestría la luz y combinándola con escenas cotidianas y paisajísticas de la vida mediterránea.

Valencia lo nombró hijo predilecto y meritorio, y le fue dado su nombre a una calle.

Tras muchos viajes por Europa, principalmente por Inglaterra y Francia, celebró una exposición en París con más de medio millar de obras, lo que le dio un reconocimiento internacional inusitado, conociéndose su obra pictórica por toda Europa y América.

Gran parte de su éxito internacional sin precedentes, también provino de su exposición en Nueva York en 1909, con obras como “Sol de tarde” o “Nadadores”, entre otras muchas. También triunfó en 1911, en el Museo de Arte de San Luis y en el Instituto de Artes de Chicago.

En noviembre de ese mismo año firmó un encargo para la Sociedad Hispanica de América, por el que realizaría catorce murales, dedicados a las Regiones de España, que decorarían las salas de la institución. ​

En 1914 fue nombrado académico y, cuando terminó los trabajos para la Hispanic Society, trabajó como profesor de composición y color en la Escuela de Bellas Artes de Madrid.

Durante su trayectoria, Joaquín Sorolla acumula gran cantidad de premios y honores, tanto en España como en el extranjero, siendo uno de los pintores españoles más reconocidos tanto dentro como fuera de nuestro país, y está considerado como uno de los más grandes maestros de la pintura española de finales del siglo XIX y primeros del XX.