saltar al contenido Saltar al men de navegacin

Hª FERROCARRIL - ADLERID92910050

Hª FERROCARRIL - ADLER

16,94 €  

14,00 €   * IVA no incl.

295  Disponible

 

Para el año 2021-2022, aprovechando que se celebra el Año Europeo del Ferrocarril y el 80 Aniversario de Renfe, la FNMT-RCM emite una colección de 20 monedas dedicada a la Historia del Ferrocarril, con el fin de hacer llegar a nuestros clientes la evolución de uno de los medios de transporte más importantes de la Humanidad.

La colección consta de veinte monedas. Las quince primeras emitidas en 2021 y las cinco restantes en el año 2022.

En el anverso se reproduce en colores una imagen de la locomotora ADLER que es considerada la primera que circuló  operativamente en Alemania. Por encima de la imagen central, la leyenda ADLER. En la zona exterior de la moneda aparecen motivos que recuerdan las formas de los raíles del ferrocarril.

En el reverso (común a todas las piezas), dentro de un círculo central aparece la leyenda HISTORIA DEL FERROCARRIL; debajo, el valor de la moneda 1,5 EURO. Fuera del círculo central, se reproduce una imagen de una vía férrea.

 

Información de la Moneda
Serie Historia del Ferrocarril  
Año Emisión 2022  
Color Sí  
Diámetro (mm) 33  
Valor Facial (Euro) 1.5
Metal Cuproníquel  
Peso (g) 15  

HISTORIA DEL FERROCARRIL - ADLER

Fabricante: Robert Stephenson&Co.

Año de fabricación: 1835

País: Alemania

Tracción: Vapor

Transporte: Viajeros

Velocidad máxima: 65 km/h

Diámetro de las ruedas motrices: 1.371 mm

Esfuerzo de Tracción: 550 kg

Timbre de la caldera: 4,2 kg/cm2

Potencia: 41 CV

Cilindros: 2 (229 x 406 mm)

Alemania se incorporó a la era ferroviaria el 7 de diciembre de 1835 cuando el rey Luis I de Baviera inauguró una pequeña línea ferroviaria de apenas 6 km de longitud entre Nuremberg y Fürth. Si bien en 1816 y 1817 se fabricaron las dos primeras locomotoras autóctonas, como no consiguieron funcionar con éxito, se ha acabado reconociendo como la primera que circuló en este país a la inglesa Adler (Águila). Porque, en efecto, después de un intento fallido del promotor de este ferrocarril, Johannes Scharrer, de adquirir los elementos de la locomotora en Alemania, no tuvo otro remedio que comprársela con urgencia a la Robert Stephenson & Co.

Las primeras siete locomotoras que circularon por las vías germanas procedieron de Reino Unido (6) y de Estados Unidos (1), pero, a partir de 1841, se inició una etapa caracterizada por la rápida y progresiva sustitución de los suministradores foráneos de tal forma que en 1845 ya el 52% de las nuevas locomotoras incorporadas procedía de factorías propias.

La Adler llegó desmontada a Alemania, siendo recompuesta en el taller de Wilhelm Späth. A pesar de su importancia histórica, la información disponible sobre ella es notablemente reducida. Los especialistas consideran que es una locomotora tipo «Patentee», que había patentado Robert Stephenson el 7 de octubre de 1833, y cuya principal característica residió en que el eje motor agregado hacía posible aumentar el tamaño de la caldera. Tenía un timbre de 4,2 kg/cm2, dos cilindros, una rueda motora con un diámetro de 1.371 mm, una potencia máxima de 41 CV y una velocidad máxima de 65 km/h.

La Adler estuvo en funcionamiento durante 20 años con plena satisfacción y se puede disfrutar de una reconstrucción, realizada en 1935, en el Museo de los ferrocarriles alemanes de Nüremberg.