saltar al contenido Saltar al men de navegacin

H. NAVEGACIÓN -SERIE IV- FRAGATA NUMANCIAID92890061

H. NAVEGACIÓN -SERIE IV- FRAGATA NUMANCIA

16,94 €  

14,00 €   * IVA no incl.

73  Disponible


La F.N.M.T. – R.C.M. presenta una nueva serie de monedas colección dedicada a rememorar la “Historia de la Navegación”. En esta serie se reproduce una selección de barcos que, por una u otra razón, han sido relevantes a lo largo de los tiempos.

Esta colección consta de veinte monedas. Cuatro de ellas se ponen en circulación en 2018 y las 16 restantes en 2019.

Para coleccionarlas puede adquirir el libro-estuche "Historia de la Navegación", donde se describen las características técnicas de cada uno de los barcos.

Como oferta de lanzamiento le ofrecemos la posibilidad de adquirir un pack con las cuatro primeras monedas de la colección junto con el libro-estuche de regalo.

En el anverso, en la zona central, se reproduce en colores una imagen de la obra titulada “Marina militar moderna. Acorazados. Fragata española Numancia”, que se conserva en el Museo Naval de Madrid. En la parte superior izquierda, la leyenda FRAGATA ACORAZADA NUMANCIA. En la parte inferior, la leyenda ESPAÑA y el año de acuñación 2019.

En el reverso (común a todas las piezas), aparece el valor de la moneda 1,5 EURO y la leyenda HISTORIA DE LA NAVEGACIÓN. Fuera del círculo central aparecen seis delfines saltando, en sentido contrario a las agujas del reloj, sobre los mismos motivos acuáticos que figuran en los anversos.

Información de la Moneda
Serie Historia De La Navegación  
Año Emisión 2019  
Color Sí  
Diámetro (mm) 33  
Valor Facial (Euro) 1.5
Metal Cuproníquel  
Peso (g) 15  
Tirada (unds.) 10.000  

FRAGATA ACORAZADA NUMANCIA

Época: Siglos XIX y XX
Eslora: 96 m Manga: 17 m Calado: 8 m
Propulsión: Vela y motor
Armamento: Cañones y armamento portátil

Descripción: Esta fragata, cuyo nombre evoca la gesta de los habitantes celtíberos de Numancia frente a las legiones romanas, ha sido uno de los barcos más importantes en la Historia de la Armada.

Construida en los astilleros de La Seyne, en Tolón, botada el 17 de noviembre de 1863 fue entregada en diciembre del año siguiente.

Desplazaba 7.402 toneladas, con una potencia de máquinas de 1.000 CV, que propulsaba una hélice, con un andar de 12 nudos largos. Montaba tres palos con aparejo de fragata, para la navegación auxiliar a vela. Sobre su casco de madera de teca llevaba una protección de hierro de 13 cm de grosor que blindaba la fragata desde 2,3m bajo la línea de flotación hasta la cubierta principal. El armamento era moderno para su tiempo, con 34 cañones de 20cm/68 libras. La dotación era de 590 hombres y costó una verdadera fortuna de la época: 8.322.252 pesetas. En 1877 se convirtió en el primer buque de la Armada que contó con alumbrado eléctrico. En 1896 fue reconvertida en guardacostas acorazado, se le cambió la máquina, el armamento y se le suprimió el aparejo del velamen.

Hitos: En 1865 la Numancia se incorporó a la Escuadra del Pacífico, enviada por el Gobierno ante la conducta hostil de Chile y Perú con los intereses españoles.

El comandante de la Numancia, D. Casto Méndez Núñez, realizó una campaña enérgica y agresiva, que culminó con los bombardeos de Valparaíso y el Callao (2.5.1866). Concluida la guerra, parte de la escuadra regreso por el Cabo de Hornos, y el resto, incluida la Numancia, tras una escala en Filipinas por el cabo de Buena Esperanza, llegó a Cádiz el 20.9.1867. Fue el primer acorazado que dio la vuelta al mundo, un hito inmortalizado con el lema “In Ioricata navis quae primo terram circuivit” ante el asombro de los que afirmaban su incapacidad para las navegaciones oceánicas. En 1873, en Cartagena se unió a los cantonales, siendo el buque insignia de la flota insurrecta. Participó en el bombardeo de Alicante y en los combates de Portman. Su última acción de guerra fue en 1909 en Marruecos, efectuando bombardeos contra posiciones rifeñas del Barranco del Lobo. En agosto de 1911 algunos de los suboficiales y parte de la marinería participaron en la fallida sublevación de la Numancia en aguas de Tánger para derrocar la Monarquía y proclamar la República.

Al decretarse la baja, tras servir de colegio de huérfanos, muchas voces se alzaron para conservarla como museo flotante. Finalmente, cuando era remolcada a Bilbao para el desguace, a la altura de Lisboa le sorprendió un fuerte temporal, que provocó su hundimiento el 17 de diciembre de 1916, tras 51 años de servicios a España.