saltar al contenido Saltar al men de navegacin

TESOROS MUSEOS I (2013) VELAZQUEZ CINCUENTÍNID92837032

TESOROS MUSEOS I (2013) VELAZQUEZ CINCUENTÍN

314,60 €  

260,00 €   * IVA no incl.

En la serie de monedas de colección denominada "Tesoros de los Museos Españoles" se reproducen piezas emblemáticas de los Museos de nuestro país.

Todas las obras que se reproducen en esta I Serie, se conservan en el Museo Nacional del Prado.

En el anverso de la moneda se reproduce una imagen de la obra titulada "Felipe III, a caballo", realizada entre 1634 y 1635.

En el reverso se reproducen la obra "Las hilanderas o La fábula de Aracne", realizada hacia 1657.
Información de la Moneda
Serie TESOROS DE MUSEOS ESPAÑOLES  
Métrica CINCUENTIN  
Año Emisión 2013  
Calidad PROOF  
Diámetro (mm) 73  
Valor Facial (Euro) 50
Pureza (‰) 925  
Metal PLATA  
Peso (g) 168.75  
Tirada (unds.) 5.000  

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (Sevilla, hacia el 5 de junio de 15991 - Madrid, 6 de agosto de 1660), conocido como Diego Velázquez, fue un pintor barroco, considerado uno de los máximos exponentes de la pintura española y maestro de la pintura universal.
Pasó sus primeros años en Sevilla, donde desarrolló un estilo naturalista de iluminación tenebrista, por influencia de Caravaggio y sus seguidores. A los 24 años se trasladó a Madrid, donde fue nombrado pintor del rey Felipe IV y cuatro años después fue ascendido a pintor de cámara, el cargo más importante entre los pintores de la corte. A esta labor dedicó el resto de su vida. En su última década su estilo se hizo más esquemático y abocetado alcanzando un dominio extraordinario de la luz. Este periodo se inauguró con el Retrato del papa Inocencio X, pintado en su segundo viaje a Italia, y a él pertenecen sus dos últimas obras maestras: Las Meninas y Las hilanderas.

En el anverso de la moneda se reproduce una imagen de la obra titulada "Felipe III, a caballo", realizada entre 1634 y 1635.
Este lienzo fue pintado para el Palacio del Buen Retiro de Madrid en 1634-1635. Formaba serie con los retratos ecuestres de Margarita de Austria, Felipe IV, Isabel de Borbón y Baltasar Carlos, y entre todos componían un discurso sobre la continuidad dinástica.
En el reverso se reproducen la obra "Las hilanderas o La fábula de Aracne", realizada hacia 1657.
Representación compleja y altamente intelectual del mito clásico de Aracne. Según la fábula narrada por el autor romano Ovidio (Metamorfosis, Libro VI, I), Aracne era una joven lidia (Asia Menor) maestra en el arte de tejer, que retó a Atenea, diosa de la Sabiduría, a superarla en habilidad. Ésta, consciente durante la competición de la supremacía de la mortal y viendo su burla al representar en su tapiz la infidelidad conyugal de su padre Zeus, convirtiéndose en toro y raptando a la ninfa Europa, convirtió a Aracne en araña.
Esta obra ha sido interpretada por los estudiosos como una alegoría a la nobleza del arte de la pintura y una afirmación de la supremacía del propio Velázquez. La complejidad iconográfica elevaría la creación pictórica a la altura de otras artes mejor consideradas en el siglo XVII, como la poesía o la música, y las referencias a grandes pintores, como Tiziano y Rubens elevarían a Velázquez a la altura de los grandes genios de la Historia del Arte.
Copyright Madrid Museo Nacional del Prado