saltar al contenido Saltar al men de navegacin

SELLO DE PLATA CATEDRAL DE LEÓNID92201211

SELLO DE PLATA CATEDRAL DE LEÓN

12,00 €  

9,92 €   * IVA no incl.

La Catedral de León es en opinión de algunos expertos en arte, una de las catedrales con las mayores vidrieras medievales del mundo ésta podría ser. Comenzó a construirse en la segunda mitad del siglo XIII para reemplazar a un templo románico que ocupó el lugar en el que anteriormente existieron unas termas romanas del siglo II.

Se trata de la catedral gótica española con mayor influencia del gótico francés. Su planta se inspira en la Catedral de Reims.

En honor a este emblemático edificio la Real Casa de la Moneda lanza en colaboración con Correos un sello de plata de ley acompañado de una prueba de artista. La prueba reproduce la fachada principal, con sus tres grandes puertas y torreones, y uno de los laterales. En el sello aparece la Virgen Blanca con el Niño en las manos, cuya réplica se encuentra en el parteluz de la entrada. La escultura original, del siglo XII, se conserva en el interior de la catedral.

El sello se reproduce en plata de ley, colocado en la parte superior izquierda de la prueba. Se acompaña de certificado de autenticidad emitido por la FNMT-RCM, impreso en offset en papel con medidas de seguridad.
Información de la Moneda
Año Emisión 2012  
Metal PLATA  
Tirada (unds.) 42000  

La Catedral de León es en opinión de algunos expertos en arte, una de las catedrales con las mayores vidrieras medievales del mundo ésta podría ser. Comenzó a construirse en la segunda mitad del siglo XIII para reemplazar a un templo románico que ocupó el lugar en el que anteriormente existieron unas termas romanas del siglo II.

Se trata de la catedral gótica española con mayor influencia del gótico francés. Su planta se inspira en la Catedral de Reims.

En honor a este emblemático edificio la Real Casa de la Moneda lanza en colaboración con Correos un sello de plata de ley acompañado de una prueba de artista. La prueba reproduce la fachada principal, con sus tres grandes puertas y torreones, y uno de los laterales. En el sello aparece la Virgen Blanca con el Niño en las manos, cuya réplica se encuentra en el parteluz de la entrada. La escultura original, del siglo XII, se conserva en el interior de la catedral.

El sello se reproduce en plata de ley, colocado en la parte superior izquierda de la prueba. Se acompaña de certificado de autenticidad emitido por la FNMT-RCM, impreso en offset en papel con medidas de seguridad.