saltar al contenido Saltar al men de navegacin

PATRIMONIO NACIONAL I - EL ESCORIALID92837049

PATRIMONIO NACIONAL I - EL ESCORIAL

39,93 €  

33,00 €   * IVA no incl.

13  Disponible
Con la intención de ayudar a difundir y realzar la importancia de nuestro Patrimonio Nacional, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre - Real Casa de la Moneda pone a la venta una serie de monedas de colección dedicada a sus edificios más emblemáticos.

En el anverso de la moneda se reproduce una imagen de la Corona Real; y en la parte superior e inferior de la moneda, las leyendas ESPAÑA y PATRIMONIO NACIONAL.

En el reverso se reproduce una vista del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, que forma parte del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial, espacio situado entre los municipios de San Lorenzo de El Escorial y de El Escorial (Madrid).
Información de la Moneda
Serie PATRIMONIO NACIONAL  
Métrica 4 REALES  
Año Emisión 2013  
Calidad Proof  
Diámetro (mm) 33  
Valor Facial (Euro) 5
Pureza (‰) 925  
Metal PLATA  
Peso (g) 13.5  
Tirada (unds.) 7.000  

El Escorial, monumento patrimonio de la humanidad, fue el centro político del imperio de Felipe II. Fue construido en la segunda mitad del siglo XVI por el rey Felipe II y su arquitecto renacentista Juan Bautista de Toledo, según el paradigma de la Traza Universal. A la muerte de éste continuo la obra Juan de Herrera. Su arquitectura marcó el paso del plateresco renacentista al clasicismo, dando origen al estilo herreriano. Se fijó el emplazamiento del conjunto a finales de 1562, colocándose la última piedra en 1584,
En la basílica se conservan dos grandes cenotafios: el del fundador, Felipe II, y el de Carlos I, con sus respectivas familias, a uno y otro lado del altar mayor. Las esculturas orantes en bronce dorado son, como las del retablo, de Pompeyo Leoni. El Panteón de Reyes ocupa una capilla circular situada debajo del presbiterio, decorada con mármoles y bronces dorados. Allí descansan los monarcas y las reinas madres de Rey
Tanto el Monasterio como las zonas de palacio que alberga El Escorial, fueron decorados por pintores italianos llamados por Felipe II, entre los que destacan Zuccaro, Tibaldi y Cambiaso, que pintaron al fresco las bóvedas de algunos de los espacios más importantes: Biblioteca, Sacristía, Salas Capitulares, Claustro Bajo, Escalera Principal y la Galería de Batallas.
Entre las esculturas que completan la decoración de El Escorial destacan las de Monegro. Hay también varias imágenes de Cristo crucificado, realizadas en bronce por importantes artistas italianos los siglos XVI y XVII, entre ellas una de Bernini, pero sobre todas destaca la labrada por Cellini, en marmol blanco. Carlos II aportó el retablo de la Sacristía, presidido por la obra maestra de Claudio Coello, La Adoración de la Sagrada Forma, y el grandioso ciclo de pinturas al fresco por Luca Giordano en las bóvedas de la iglesia y de la Escalera.
También destacan varias pinturas de El Bosco, una gran colección de maestros venecianos del siglo XVI, varios cuadros de El Greco, entre ellos El martirio de San Mauricio, así como La Túnica de José, de Velázquez. El llamado Palacio del siglo XVIII está decorado con un importante conjunto de tapices sobre cartones de Goya y mobiliario de estilo Carlos IV e Imperio.