saltar al contenido Saltar al men de navegacin

MONEDA A.P.E. FOCA MONJEID92920064

MONEDA A.P.E. FOCA MONJE

16,94 €  

14,00 €   * IVA no incl.

150  Disponible

 

Para el año 2022, siendo conscientes de la importancia de conservar la integridad y la diversidad de la naturaleza asegurando el uso equitativo y sostenible de los recursos naturales, la FNMT-RCM emite una colección de 16 monedas dedicadas a una selección de animales en peligro de extinción catalogados como animales en Peligro Crítico (CR) e incluidos en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.

La colección completa consta de dieciséis monedas, emitidas en el año 2022 y un álbum – estuche donde poder almacenarlas ordenadamente.

En el anverso, en una zona circular central, se reproduce en colores una imagen de una foca monje (Neomonachus schauinslandi). En la parte superior, en sentido circular y en mayúsculas, la leyenda FOCA MONJE. En la parte inferior, en sentido circular y en mayúsculas, aparece la leyenda ESPAÑA y el año de acuñación 2022.

En el reverso (común a todas las piezas), dentro de un círculo central, en su parte superior, aparece en sentido circular y en mayúsculas la leyenda ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN; debajo, el valor de la moneda 1,5 EURO, en dos líneas y en mayúsculas; y, más abajo, la marca de Ceca.

Información de la Moneda
Serie Animales en Peligro de Extinción  
Año Emisión 2022  
Color Sí  
Diámetro (mm) 33  
Valor Facial (Euro) 1.5
Metal Cuproniquel  
Peso (g) 15  
Tirada (unds.) 5.000  

FOCA MONJE (Neomonachus schauinslandi)

Únicamente existen 2 especies vivas de focas monje, la foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus) y la foca monje de Hawaii (Neomonachus schauinslandi), ambas en grave peligro de extinción. Hubo una tercera especie, la foca monje del Caribe, ya extinguida.      

La foca fraile o foca monje de Hawaii es una especie endémica de estas islas. Es la única especie de fócido que no realiza migraciones, viviendo todo el año en aguas tropicales, de las que obtienen todo su sustento. Vive entre 25 y 30 años y tiene un peso medio de unos 150 kg y una longitud de 2 metros. Estos mamíferos pinnípedos se alimentan de una gran variedad de animales marinos, como cefalópodos, peces y crustáceos y pueden sumergirse a profundidades de hasta 500 metros en busca de alimento.

El hábitat de las focas monje hawaianas está formado por los arrecifes del litoral, en los que buscan sus presas, y por las playas paradisíacas de aguas azules y arenas finas en las que descansan, se aparean o dan a luz a sus crías.

Durante el siglo XIX fueron cazadas por su piel, grasa y carne; tanta fue la presión a la que se sometió a este animal, que a mediados de ese siglo se la dio por extinguida; pero pudo sobrevivir en las playas menos accesibles al ser humano.

En la actualidad, las redes de pesca en las que se quedan atrapadas, las enfermedades, la depredación por parte de tiburones, las alteraciones de su hábitat o los productos químicos derivados de la pesca, siguen diezmando su población, quedando reducida a colonias en pequeñas zonas y reservas protegidas en algunas de las islas de Hawaii.