saltar al contenido Saltar al men de navegacin

JOYAS NUMISMATICAS VII (2016) ÍBEROS Y FENICIOS 13,92mmID92867037

JOYAS NUMISMATICAS VII (2016) ÍBEROS Y FENICIOS 13,92mm

65,00 €  

ORO DE INVERSIÓN ¡Exento de IVA!

Bajo la denominación 'Joyas Numismáticas', en 2008 se inició una nueva serie de monedas de colección que tiene como motivo principal la reproducción de piezas singulares de la numismática hispana.

Se emite la VII serie de monedas de colección denominada "Joyas Numismáticas". Este año dedicada a las acuñaciones fenicias e ibéricas: Hemidracma de Ebusus, Dracma ligera de Gadir y el As de Clounioq.

En el anverso se reproduce, en el centro de la moneda y dentro de un círculo, se reproduce el anverso de un as, de Clounioq: una cabeza de varón con el cabello de rizos a modo de casco, perfil derecho, que podría interpretarse como el héroe protector de la ciudad y, el caballo, como un signo de prestigio, elemento alusivo a una aristocracia guerrera. A su izquierda "II", dos trazos verticales (en el alfabeto ibérico "I" significa: Ba). A la derecha de la efigie, un delfín. En el reverso de la moneda, ocupando todo el espacio de la misma, se reproduce el reverso del as de Clounioq: nos muestra una de estas variedades del Jinete ibérico, ataviado con casco y portando lanza a derecha.
Información de la Moneda
Serie JOYAS NUMISMATICAS VII  
Métrica 1/25 OZ.  
Año Emisión 2016  
Calidad PROOF  
Diámetro (mm) 13,92  
Valor Facial (Euro) 20
Pureza (‰) 999  
Metal ORO  
Peso (g) 1.24  
Tirada (unds.) 7.500  

 

La moneda que se reproduce corresponde a la segunda mitad del siglo I a.C. Se trata de una acuñación de la época de transición, ya con leyenda latina.

Pertenece a las acuñaciones ibéricas y celtibéricas de la Hispania Citerior, una de las dos provincias en que la República de Roma dividió la Península Ibérica tras sus primeras conquistas en el este y sur, hacia el año 40 a 20 a.C. Su capital era Tarraco. Córdoba era la capital de la Hispania Ulterior.

 

 

El conocido como Jinete ibérico se reproduce en los reversos de las monedas acuñadas por distintas cecas hispánicas, principalmente de la Hispania Citerior, entre los siglos II y I a.C. El jinete presenta diferentes variantes, portando una palma, con lanza, o bien, con una espada.

Esta misma representación del jinete se utilizó en las monedas de 10 y 5 céntimos de peseta emitidas en España entre 1940 y 1959.