saltar al contenido Saltar al men de navegacin

JOYAS MUSEO CASA MONEDA I (2023) CENTÉNID92937027

JOYAS MUSEO CASA MONEDA I (2023) CENTÉN

411,40 €  

340,00 €   * IVA no incl.

39  Disponible

 

En 2023 se inicia una nueva serie de monedas de colección denominada «Joyas del Museo Casa de la Moneda». Los motivos que compondrán esta serie, de gran interés numismático, tendrán una continuidad en los próximos años.

La primera serie de «Joyas del Museo Casa de la Moneda» está dedicada a la conmemoración del IV Centenario del Centén de 1623.

El anverso y reverso de esta pieza reproduce las caras correspondientes de un Centén acuñado en Segovia en 1623 bajo el reinado de Felipe IV.

Esta reproducción se ha acuñado en plata de ley y se ha recubierto de oro de 999 milésimas.

Información de la Moneda
Serie Joyas Museo Casa De La Moneda  
Métrica Centén  
Año Emisión 2023  
Calidad Proof  
Diámetro (mm) 73  
Valor Facial (Euro) 100
Pureza (‰) 925  
Metal Plata  
Peso (g) 168.75  
Tirada (unds.) 2.500  

JOYAS MUSEO CASA MONEDA I (2023) CENTÉN 

Los centenes son la cumbre de la numismática española. Unas espectaculares monedas de casi 340 gramos de oro que solo se acuñaron en el Real Ingenio de Segovia en contadas ocasiones del siglo XVII. Son monedas bellísimas con una labra muy cuidada que ejemplifican cómo Segovia contaba con la mejor tecnología de acuñación en aquellos años.

Son piezas muy raras. Los ejemplares existentes se cuentan con los dedos de las manos. Afortunadamente, todos podemos ver la única moneda con fecha de 1623 en el Museo de la Casa de la Moneda, cuya entrada es gratuita. 

Glenn Murray nos explica en su libro “Boato y Tecnología. Cincuentines, centenes y escudos de a ocho” que en 1623 hubo acuñaciones especiales de cincuentines, 8 escudos y 100 escudos; hoy en día se conservan ejemplares de los tres módulos. Concretamente, se acuñaron siete centenes el 12 o el 13 de septiembre de 1623. Esta acuñación se llevó a cabo delante de Felipe IV y de Carlos Estuardo, príncipe de Gales. Se hizo como forma de agasajar al Príncipe en su visita, a quien se le regalaron tres ejemplares. Los cuatro restantes se llevaron a Madrid, de los que hoy en día solo sobrevive el homenajeado. En el libro de Murray se dan muchos más detalles, pues estas acuñaciones especiales de 1623 están muy bien documentadas.