saltar al contenido Saltar al men de navegacin
Hª NAVEGACIÓN - NAVE COMBATE FENICIAID92880050
Hª NAVEGACIÓN - NAVE COMBATE FENICIA

16,94 €  

14,00 €   * IVA no incl.

La F.N.M.T. – R.C.M. presenta una nueva serie de monedas colección dedicada a rememorar la “Historia de la Navegación”. En esta serie se reproduce una selección de barcos que, por una u otra razón, han sido relevantes a lo largo de los tiempos.

Esta colección consta de veinte monedas. Cuatro de ellas se ponen en circulación en 2018 y las 16 restantes en 2019.

Para coleccionarlas puede adquirir el libro-estuche "Historia de la Navegación", donde se describen las características técnicas de cada uno de los barcos.

Como oferta de lanzamiento le ofrecemos la posibilidad de adquirir un pack con las cuatro primeras monedas de la colección junto con el libro-estuche de regalo.

En el anverso se reproduce en colores un detalle de la obra titulada “Naves de combate fenicia y asirias al servicio de Persia en la época de Cambises” realizada por Rafael Monleón y Torres, que se conserva en el Museo Naval de Madrid. A la derecha, la marca de Ceca. Por encima de la imagen central, en sentido circular y en mayúsculas, la leyenda NAVE DE COMBATE FENICIA.

En el reverso (común a todas las piezas), aparece el valor de la moneda 1,5 EURO y la leyenda HISTORIA DE LA NAVEGACIÓN. Fuera del círculo central aparecen seis delfines saltando, en sentido contrario a las agujas del reloj, sobre los mismos motivos acuáticos que figuran en los anversos.
46  Disponible
Información de la Moneda
Serie Historia De La Navegación  
Año Emisión 2018  
Color Sí  
Diámetro (mm) 33  
Valor Facial (Euro) 1.5
Metal Cuproníquel  
Peso (g) 15  
Tirada (unds.) 10.000  

NAVE DE COMBATE FENICIA

Época: Entre los siglos XVI y IV antes de Cristo
Eslora: Entre 40 y 50 m, Manga: Entre 8 y 10 m.
Propulsión: Mixta de uno o dos palos con velas cuadradas y una o dos filas de remos por banda.
Armamento: Catapultas y el de mano de los combatientes que la dotaban.

Descripción: Los fenicios fueron los mejores constructores de barcos de su tiempo, que en general los hacían más sólidos y ligeros que sus competidores. Siendo un pueblo sustancialmente comerciante, la mayor parte de sus naves eran mercantes. No obstante, también tuvieron que defenderse y atacar en la mar, y de ahí surgió la nave de combate fenicia. Si la nave mercante era, naturalmente, redonda y ancha para potenciar la capacidad de carga aún a costa de reducir la velocidad, la de guerra era alargada y de poco calado, apropiada para la propulsión a remo. Inicialmente las construyeron simétricas no solo a banda y banda, sino que ambos extremos servían igual de popa que de proa para poder atacar una costa y salir rápidamente a la mar.

La vela era el medio por el que navegaban en tránsitos, con el viento a favor.  De su diseño básico –forma de casco y sistema de propulsión- se deriva el de muchas naves de guerra de diferentes culturas contemporáneas y posteriores, como, por ejemplo: la galera griega, cartaginesa y romana. De estas se derivaron posteriormente la bizantina, y hasta la cristiana.

Inicialmente tenían una sola fila de remos por banda, pero allá por el siglo VII se empezaron a construir birremes de mayor tamaño que sus antecesoras. Para conseguir una mayor maniobrabilidad podía contar con hasta dos remos-timones en la popa, uno por cada banda, y se ha propuesto que llegaron a tener uno en la proa para ayudar a invertir el rumbo con mayor rapidez.

Estaban armadas de espolón de bronce para embestir las naves enemigas y agujerear sus cascos. En las naves menores los guerreros se guarnecían en una estructura elevada en la proa (castillo), desde la que arrojaban sus armas contra las naves enemigas una vez trabadas. En las más grandes la estructura elevada corría toda la eslora. Solían ir decoradas con grandes ojos pintados en las amuras y alusiones a sus dioses.

Hitos: Con sus naves, los fenicios dominaron el Mediterráneo y se asomaron al Atlántico. La navegación más famosa de las que se les atribuyen fue la que hicieron alrededor del año 600 antes de Cristo por orden del faraón Nekao II, y que según muchos les llevó a dar la vuelta a África en el sentido contrario a las agujas del reloj.