saltar al contenido Saltar al men de navegacin

TESOROS MUSEOS II (2014) COLECCIÓN COMPLETAID92847018

TESOROS MUSEOS II (2014) COLECCIÓN COMPLETA

1.836,10 €  

1.750,00 €   * IVA no incl.

1  Disponible


La F.N.M.T. - R.C.M., pone en circulación la II Serie de monedas de colección "Tesoros de Museos Españoles", en la que se reproducen piezas emblemáticas de los Museos de nuestro país. Todas las obras reproducidas en esta II Serie, se conservan en el Museo Nacional del Prado, excepto la obra titulada "El Expolio de Cristo", realizada entre 1577 y 1579 por Domenicos Theotocopoulos, El Greco, que se conserva en la S. I. Catedral Primada de Toledo.

Información de la Moneda
Serie TESOROS DE MUSEOS ESPAÑOLES  
Año Emisión 2014  
Calidad PROOF  
Pureza (‰) 999/925  
Metal ORO/PLATA  

MONEDA 8 REALES: "RUBENS"
 

En el reverso se reproduce una imagen de la obra titulada "Felipe II a caballo", realizada hacia 1630 por Pedro Pablo Rubens, que se conserva en el Museo Nacional del Prado.

En este retrato Rubens cita muy directamente dos obras de arte que tenían un gran prestigio en la corte española. El diseño general del retrato ecuestre se inspira en la figura de Carlos V a caballo que aparece en uno de los tapices de la serie La conquista de Túnez, diseñada por de Jan Cornelisz, Vermeyen (h.1500-h.1559). Pero el rostro y el cuerpo armado de Carlos V han sido substituidos por los de su hijo, Felipe II, y reproducen un retrato pintado por Tiziano (Museo del Prado). Aunque se desconoce el origen preciso de este cuadro, el uso de dos imágenes tan importantes dentro de la Monarquía Española sugiere que se trata de un encargo procedente de la corte de Madrid o de la de Bruselas

En el anverso se reproduce una imagen de la obra titulada "Las tres Gracias", realizada entre 1630 y 1635 por Pedro Pablo Rubens, que se conserva en el Museo Nacional del Prado.

Este es uno de los cuadros que mejor transmite el grado de felicidad y sensualidad que manifiestan muchas de las últimas pinturas de Rubens. Según diversas fuentes clásicas, las tres Gracias eran diosas nacidas de los amores de Zeus que pertenecían al séquito de Afrodita, y se asociaban con el amor, la belleza, la sexualidad y la fertilidad, entendidos como fuerzas generadoras de vida. El cuadro fue propiedad personal del artista hasta su muerte. En 1666 colgaba ya del Alcázar de Madrid.

Peter Paul Rubens (Siegen, Alemania, 28 de junio de 1577 - Amberes, Flandes (Países Bajos Españoles), actual Bélgica, 30 de mayo de 1640), también conocido en español como Pedro Pablo Rubens, fue un pintor barroco de la escuela flamenca. Su estilo exuberante enfatizaba el movimiento, el color y la sensualidad. Sus principales influencias procedían del arte de la Antigua Grecia, el de la Antigua Roma y la pintura renacentista, en especial Leonardo da Vinci, Tiziano y Miguel Ángel, del que admiraba su representación de la anatomía. Trató una amplia variedad de temas pictóricos: religiosos, históricos, de mitología clásica, escenas de caza, paisajes, retratos, así como dibujos, ilustraciones para libros y diseños para tapices (series de La Historia de Decio Mus, La Historia de Constantino, El Triunfo de la Eucaristía y La Historia de Aquiles).

Fue el pintor favorito del rey Felipe IV de España, su principal cliente, que le encargó decenas de obras para decorar sus palacios madrileños. Es por ello que la mayor colección de sus pinturas que existe hoy en día sea la del Museo del Prado, la gran mayoría procedentes de la Colección Real.

MONEDA 8 REALES: "VAN DYCK"

En el reverso pieza se reproduce una imagen de la obra titulada "La serpiente de metal", realizada entre 1618 y 1620 por Antonio van Dyck, que se conserva en el Museo Nacional del Prado.

En esta escena dramática, tomada del Antiguo Testamento (Números 21, 5-9), se narra el momento en que Moisés salva a su pueblo de las serpientes enviadas por Dios como castigo por su falta de fe. Sobre una vara, la serpiente de bronce, que cura con mirarla a todo el que ha sido mordido por los reptiles, simboliza la salvación. Es una representación precursora de Cristo crucificado que trae el perdón a la humanidad y triunfa sobre la serpiente mortal del Pecado Original.

En el anverso se reproduce una imagen de la obra titulada "Sir Endymion Porter y Anton van Dyck", realizada hacia 1635 por Antonio van Dyck, que se conserva en el Museo Nacional del Prado.

Endymion Porter (1587-1649), protector y amigo de Van Dyck, fue secretario del duque de Buckingham y un importante diplomático de la corte inglesa. Gran aficionado a las artes, fue el encargado de adquirir obras para la colección del rey Carlos I, siendo uno de los mejores apoyos del artistas durante su estancia en Londres.

El aristócrata aparece de frente y vestido de satén blanco, mientras que el pintor, de negro, está situado de perfil, más bajo, para no destacar por encima de la figura del aristócrata. El carácter excepcional de este retrato doble se justifica por la fuerte relación de afecto entre el pintor y su patrón, reforzada visualmente por la posición de sus manos sobre la roca, como símbolo de la fuerza de su amistad.



MONEDA 8 REALES: "EL GRECO"

En el anverso se reproduce una imagen de la obra titulada "El Expolio de Cristo".

El Expolio es un cuadro pintado por El Greco (Domenikos Theotokopoulos, 1541-1614) para la Sacristía de la Catedral de Toledo. Fue realizado entre los años 1577 y 1579 y se conserva todavía en la Sacristía de la Catedral de Toledo, España. El motivo del cuadro es el momento inicial de la Pasión en el que Jesús es despojado de sus ropas. En 2013 fue restaurado en los talleres del Museo del Prado.

En el reverso se reproduce una imagen de la obra titulada "La Trinidad", realizada entre 1577 y 1579 por Domenicos Theotocopoulos, El Greco, que se conserva en el Museo Nacional del Prado.

El Padre Eterno, tocado con mitra oriental, recoge en su regazo el cuerpo de Cristo. Sobre su cabeza aparece la paloma del Espíritu Santo, mientras seis ángeles mancebos rodean la escena. A los pies de Jesús y bajo el manto de Dios Padre, aparecen varias cabezas de querubines.



MONEDA CINCUENTÍN: "GOYA"

En el anverso se reproduce una imagen de la obra titulada "La cometa", realizada entre 1777 y 1778 por Francisco de Goya y Lucientes, que se conserva en el Museo Nacional del Prado.

Según Goya en la factura de este cartón, la escena principal describe a unos jóvenes que "han salido al campo a echar una cometa". El tapiz resultante de este cartón colgaba en el paño de muro, entre las ventanas, del comedor de los príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma) en el Palacio de El Pardo de Madrid. La serie de la que formaba parte se componía de diez tapices de asuntos "campestres" (todos conservados en el Museo del Prado), siendo su composición ya en estos años de invención del propio Goya, como consta en los documentos relativos al encargo.

En el reverso se reproduce una imagen de la obra "La nevada, o El Invierno", realizada hacia 1786 por Francisco de Goya y Lucientes, que se conserva en el Museo Nacional del Prado.

El Invierno se describe, dejando a un lado la tradición mitológica, como un paisaje contemporáneo invernal, donde, además, una fuerte ventisca dificulta la marcha de los protagonistas. Trazos de carbón, debidos seguramente a la intervención de los oficiales de la tapicería, subrayan algunos elementos, como es el perfil de la montaña y algunas ramas de los árboles, haciéndolos más visibles, seguramente para facilitar el traspaso de la escena al tapiz tejido. El tapiz resultante de este cartón, que formaba parte de la decoración del comedor de los Príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma) en el palacio de El Pardo, de 1786-1787, estaría pensado, por su tamaño, para colgar en uno de los muros principales de la estancia. La serie iba a consistir en trece tapices con el tema de las Cuatro Estaciones y otras escenas campestres, descritas como Pinturas de asuntos jocosos y agradables##. No llegaron nunca a colgarse en su destino por la muerte de Carlos III, ocurrida en diciembre de 1788. El Museo del Prado conserva los once cartones y uno de los seis bocetos preparatorios conocidos

Francisco de Goya y Lucientes (Fuendetodos, España, 1746 - Burdeos, Francia, 1828)

Pintor y grabador español. Goya fue el artista europeo más importante de su tiempo y el que ejerció mayor influencia en la evolución posterior de la pintura, ya que sus últimas obras se consideran precursoras del impresionismo.

Su obra, fecunda y versátil, de gran libertad técnica y brillantez de ejecución, no ha dejado de acrecentar la importancia de su figura hasta nuestros días.



MONEDA 8 ESCUDOS: "EL GRECO"

En el reverso se reproduce una imagen de la obra titulada "San Juan Evangelista", realizada hacia 1605 por Domenicos Theotocopoulos, El Greco, que se conservan en el Museo Nacional del Prado.

El discípulo preferido de Jesús señala con su mano izquierda, sumamente expresiva, el cáliz con una serpiente que sostiene en su diestra. Alude a la copa envenenada que se le hizo beber cuando se hallaba en prisión, prueba de la que salió indemne.

Parece tratarse de una obra aislada, que no formaba parte de ningún Apostolado, aunque presenta profundas semejanzas -en cuanto a iconografía, composición y formato- con las representaciones de San Juan de los Apostolados de la Casa-Museo de El Greco y la Catedral de Toledo.

Pese a carecer de firma e ignorarse su procedencia, es unánimemente aceptado por la crítica como obra autógrafa de El Greco.

En el anverso se reproduce una imagen de la obra titulada "Retrato de un caballero desconocido", realizada entre 1600 y 1605, por Domenicos Theotocopoulos, El Greco, que se conserva en el Museo Nacional del Prado Retrato de caballero desconocido vestido de negro con gorguera blanca, muy cercana a otros retratos pintados por El Greco a comienzos del siglo XVII, como el llamado Caballero anciano

Existen diversas interpretaciones en cuanto a la identidad del personaje, afirmando algunos autores que pudiera tratarse de Miguel de Cervantes quien, en 1604, vivió cerca de Toledo y tuvo amistad con miembros del círculo de El Greco.

El Greco

Hasta los 26 años vivió en Creta. Después residió diez años en Italia, donde se transformó en un pintor renacentista, primero en Venecia, asumiendo plenamente el estilo de Tiziano y Tintoretto, y después en Roma, estudiando el manierismo de Miguel Ángel. En 1577 se estableció en Toledo (España), donde vivió y trabajó el resto de su vida.

Su obra se compone de grandes lienzos para retablos de iglesias, numerosos cuadros de devoción para instituciones religiosas -en los que a menudo participó su taller- y un grupo de retratos considerados del máximo nivel. En sus primeras obras maestras españolas se aprecia la influencia de sus maestros italianos. Sin embargo, pronto evolucionó hacia un estilo personal caracterizado por sus figuras manieristas extraordinariamente alargadas con iluminación propia, delgadas, fantasmales, muy expresivas.