saltar al contenido Saltar al men de navegacin

JOYAS NUMISMATICAS VII (2016) ÍBEROS Y FENICIOS COLECCIÓN COMPLETAID92867041

JOYAS NUMISMATICAS VII (2016) ÍBEROS Y FENICIOS COLECCIÓN COMPLETA

494,45 €  

485,00 €   * IVA no incl.

7  Disponible
Bajo la denominación 'Joyas Numismáticas', en 2008 se inició una nueva serie de monedas de colección que tiene como motivo principal la reproducción de piezas singulares de la numismática hispana.

Se emite la VII serie de monedas de colección denominada "Joyas Numismáticas". Este año dedicada a las acuñaciones fenicias e ibéricas: Hemidracma de Ebusus, Dracma ligera de Gadir y el As de Clounioq.

La colección completa incluye las tres monedas acuñadas en oro y plata que componen esta serie.
Información de la Moneda
Serie JOYAS NUMISMATICAS VII  
Año Emisión 2016  
Calidad PROOF  
Pureza (‰) 999/925  
Metal Oro/plata  



MONEDA 20 EURO JOYAS NUMISMATICAS VII

La moneda que se reproduce corresponde a la segunda mitad del siglo I a.C. Se trata de una acuñación de la época de transición, ya con leyenda latina.

Pertenece a las acuñaciones ibéricas y celtibéricas de la Hispania Citerior, una de las dos provincias en que la República de Roma dividió la Península Ibérica tras sus primeras conquistas en el este y sur, hacia el año 40 a 20 a.C. Su capital era Tarraco. Córdoba era la capital de la Hispania Ulterior.

El conocido como Jinete ibérico se reproduce en los reversos de las monedas acuñadas por distintas cecas hispánicas, principalmente de la Hispania Citerior, entre los siglos II y I a.C. El jinete presenta diferentes variantes, portando una palma, con lanza, o bien, con una espada.

En el anverso se reproduce, en el centro de la moneda y dentro de un círculo, se reproduce el anverso de un as, de Clounioq: una cabeza de varón con el cabello de rizos a modo de casco, perfil derecho, que podría interpretarse como el héroe protector de la ciudad y, el caballo, como un signo de prestigio, elemento alusivo a una aristocracia guerrera. A su izquierda "II", dos trazos verticales (en el alfabeto ibérico "I" significa: Ba). A la derecha de la efigie, un delfín.

En el reverso de la moneda, ocupando todo el espacio de la misma, se reproduce el reverso del as de Clounioq: nos muestra una de estas variedades del Jinete ibérico, ataviado con casco y portando lanza a derecha.

Esta misma representación del jinete se utilizó en las monedas de 10 y 5 céntimos de peseta emitidas en España entre 1940 y 1959.

MONEDA 2 ESCUDOS JOYAS NUMISMATICAS VII

Ebusus, conocida según se cree como Isla de Bes, fue fundada por los fenicios hacia el siglo VII a.C. probablemente por su estratégica situación geográfica.

Se conocen acuñaciones en la isla desde el siglo IV a.C. La representación de BES, deidad fenopúnica protectora del hogar y del sueño, procedente de la mitología egipcia, es una constante en sus monedas y se mantiene incluso en época de dominación romana. Se conocen acuñaciones hasta el reinado del emperador Claudio, en el año 54 de nuestra era.

La figura de Bes, enana, aparece siempre de frente, con barba, la lengua fuera y una corona rematada con penacho de plumas.

En el anverso, en el centro de la moneda y dentro de un círculo, se reproduce el anverso de una hemidracma, de Ebusus: una imagen de BES, que se representa cubierto con faldellín y portando una maza en la mano derecha y una serpiente en la izquierda. A la derecha de Bes, la representación de una flor de loto.

En el reverso de la moneda, ocupando todo el espacio de la misma, se reproduce el reverso de la hemidracma de Ebusus: , un toro caminando a izquierda y cabeza de frente.

MONEDA 8 REALES JOYAS NUMISMATICAS VII

La colonia de Gadir, la Gades romana, la fundaron los fenicios hacia el 1100 a.C. En el 237 a.C. desembarcan allí las tropas cartaginesas con Amilcar Barca.

Las primeras acuñaciones, a lo largo del siglo III a.C. son de bronce, para comenzar a fines de la centuria a labrar piezas de plata. La mayor parte de las monedas de Gadir representan los mismos motivos, la cabeza de Melqart, deidad fenicia asimilada al Heracles griego, cubierto con la piel del león de Nemea y, a veces, con la clava o maza sobre su hombro en anverso y uno o dos atunes en el reverso. Este pez es el símbolo de la deidad y alude asimismo a las actividades pesqueras y de salazones de la colonia.

El anverso de la moneda nos muestra la cabeza de Melqart, a la izquierda, cubierta con la piel del león.

En el reverso, un atún, en sentido horizontal a izquierda, entre leyendas púnicas que se interpretan como: "acuñado o acuñación en Gadir".